Hoy os queremos hablar sobre la importancia de mantener bien hidratado nuestro cuerpo y sus beneficios. Además de informaros sobre cuál es la cantidad de agua recomendada para beber al día.

¿Alguna vez os habéis preguntado cuán de importante es la función del agua en nuestro cuerpo? ¿Y sobre la relación que mantiene ésta con la nutrición?

Pues bien, el agua se ha establecido como un nutriente esencial y como consecuencia, la hidratación se considera ciencia. Nos nutrimos con ella a través de los alimentos y las bebidas, ya que la producción de ésta en nuestro cuerpo es muy reducida (1).

Por ello, su importancia es evidente, ya que nos ayuda a realizar diversas funciones en nuestro organismo y sin ella no podríamos subsistir más de unos días. La correcta hidratación podría llevar a que la autorregulación de nuestro medio interno se mantuviese, en las diferentes funciones de nuestro cuerpo, como por ejemplo en el transporte de nutrientes, la eliminación de residuos o la secreción de hormonas (2). En conclusión, el acceso a un agua de calidad es esencial (3).

Y, ¿a qué niveles nos podría afectar la deshidratación?

Para ponernos en situación, una deshidratación es una alteración o falta de agua y sales minerales en nuestro cuerpo. Una deshidratación del 2% ya estaría afectando nuestro sistema y a nuestra salud (1), por lo que, nuestra hidratación debe ser adecuada (2). Debido a su importancia, el agua se ha incorporado a las guías alimentarias para que la población general sea consciente de todo ello (1).

Por lo tanto, ¿qué ingesta de agua se debería hacer al día para mantener nuestra hidratación en unos niveles adecuados?

La EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), ha definido como ingesta adecua (IA): 2L al día para las mujeres y 2,5L al día para los hombres. De hecho, la ingesta de agua es inversamente asociada con el desarrollo de hiperglucemia, enfermedades cardiovasculares y metabólicas (2). Además, esta ingesta posee beneficios en nuestra salud y en nuestra microbiota intestinal, también aumenta la función renal y la temperatura corporal y disminuye la presión arterial y los productos de desecho (2).

Por último, ¿por qué bebidas debemos optar?

Las bebidas óptimas para hidratar son las no alcohólicas, que contengan más de un 80% de agua y menos de 50 mEq/L de sal. La hidratación debe ser continua, rutinaria y se debe adaptar a las necesidades de cada persona, dependiendo éstas de la edad, el sexo, la actividad física y las condiciones ambientales, entre otras (1).

¿Y vosotros? ¿Consideráis que estáis hidratados? ¿Sois constantes en la ingesta de agua durante el día? ¿Creéis que bebéis un agua de calidad?

 

Autoría: Marta Soler – Dietista Nutricionista (@martasolernutri)

Fuentes:

  1. Est I, Urrialde R. Nutrición Hospitalaria. 2016;33:12–6.
  2. Nakamura Y, Watanabe H, Tanaka A, Yasui M, Nishihira J. E ff ect of Increased Daily Water Intake and Hydration. 2020;
  1. Cradock AL, Poole MK, Agnew KE, Flax C, Plank K, Capdarest-Arest N, et al. A systematic review of strategies to increase drinking-water access and consumption among 0- to 5-year-olds. Obes Rev. 2019;20(9):1262–86.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CLOSE

Categorías del producto

Lista de Deseos 0
Add to cart